Back to top

Diálogo Interamericano: cambio climático debería mitigarse con regalías

Alan Buitrago

Una investigación impulsada por Diálogo Interamericano demostró que los proyectos para combatir el cambio climático en Colombia son limitados y aislados, además pocos son realizados con recursos provenientes del petróleo y la minería.

Los países desarrollados están acelerando sus metas de reducción de emisiones de carbono hacia el 2030 y el 2050, como es el caso del Reino Unido, China y Japón.

Colombia, por su parte, anunció en los últimos días que reducirá en un 51% la emisión de gases de efecto invernaderos hacia el 2030, compromiso que ratificará ante organismos internacionales en la siguiente reunión de la COP26 en el 2021.

Sin embargo, un nuevo estudio desarrollado por el organismo Diálogo Interamericano demuestra que Colombia y otros países de la región no utilizan los suficientes recursos que provienen de industrias de alto impacto ambiental, como el petróleo y la minería, para contribuir a la mitigación del cambio climático.

Lea también: PNUD: países ricos perjudican el medioambiente

"Hay un reto de capacidad técnica limitada, es complejo diseñar e implementar proyectos relacionados con cambio climático, pues requieren nuevas tecnologías o formas de atraer inversión privada [...] Los proyectos de regalías suelen ser pequeños, mientras que problemas como la deforestación cubren áreas más grandes", explicó una de las autoras de la investigación y directora del Programa Energía, Cambio Climático e Industrias Extractivas del Diálogo Interamericano, Lisa Viscidi.

Para el caso específico de Colombia, el informe destaca que los recursos del Sistema General de Regalías destinados al crecimiento sostenible y mitigación del cambio climático han aumentado entre el 2012 y 2018, pero sin tener una relevancia significativa pues estos mismos recursos son utilizados para la inversión social en las regiones.

La minería y el petróleo representaron en 2019 el 5,6% de la economía colombiana.

Según el análisis del Diálogo Interamericano, menos del 3,6% de los recursos de regalías gastados en el primer semestre de 2020 se destinaron a este tipo de proyectos de crecimiento verde y en la actualidad solo 112 proyectos se han aprobado con este enfoque para el 2021, por un valor de US$140 millones.

Visite: Colombia promete reducir en 51% emisiones de efecto invernadero a 2030

"Estos proyectos representan solo alrededor de 0,75% de casi 18.000 proyectos aprobados en total y el 0,9% de más de US$15.000 millones de inversiones", explicó el asociado del Programa Energía, Cambio Climático e Industrias Extractivas del Diálogo Interamericano, Nate Graham.

Fuente: Diálogo Interamericano. Combatiendo el cambio climático con los ingresos de las industrias extractivas: Estudio de casos de Colombia y Perú e implicaciones para América Latina.

Según los investigadores, la pandemia del coronavirus demostró la necesidad de migrar a economías verdes lo más rápido posible en el mundo, pues la adaptación al cambio climático puede mitigar futuras pandemias y garantizará un mejor nivel de vida para los ciudadanos.

Ante este panorama, el informe concluye que los gobiernos territoriales necesitan mayor acompañamiento del gobierno central para la planeación técnica de los proyectos verdes y al tiempo, se requieren políticas nacionales que hagan relevante la migración a este tipo de obras para las regiones y subregiones del país.

Además, relacionan los autores, a largo plazo tal vez sea necesario efectuar reconfiguraciones más "drásticas" de los sistemas de distribución de los ingresos procedentes de la extracción para "aprovechar plenamente los recursos de que disponen los países para proyectos generales y los relacionados con el cambio climático".

Recomendado: La perspectiva de calentamiento global sigue siendo superior a 3ºC

Por último, señala el organismo a través de este documento de trabajo que la recuperación económica de los impactos de la covid-19 son la mejor oportunidad para adaptar las economías al cambio climático, vinculando la participación de la sociedad civil en la toma de decisiones de alto impacto para el país.